La implantación de una estrategia adecuada de transformación digital lleva consigo la revisión del modelo de negocio de la empresa y el desarrollo de un plan estratégico orientado a su adaptación a un entorno digital.

 

  • Análisis de la cartera de clientes

Valoración de los clientes en función de su cuota, su valor, o el modelo de servicio que ofrece la empresa.

Determinar su rentabilidad y definir las acciones que permitan aumentar su valor y mejorar su rentabilidad

 

  • Diseño de la oferta de servicios

Redefinición de servicios adaptados a las nuevas necesidades de los clientes

Identificar nuevos servicios que aporten mayor valor, mayor especialización y/o diferenciación

 

  • Definición del modelo de precios

Uno de los principales retos.

Análisis de la situación actual de servicios y precios, diseño de nuevos servicios con nuevos precios para nuevos clientes o adaptación de los existentes.

 

  • Implantación de un control de gestión

Permite la toma de decisiones y la integración de la información de áreas de trabajo, departamentos, clientes y procesos

Diseño de un modelo de control de gestión adaptado a la estrategia global de la empresa.

 

Conclusión

Un modelo correcto de estrategia de transformación digital ha de incluir una revisión del modelo de negocio de la empresa que incluya la oferta de servicios, el modelo de precios, la gestión de procesos, la comunicación y el control de gestión junto con un plan estratégico adaptado a los retos y capacidades de la empresa a corto y medio plazo.

Un plan estratégico eficaz se debe establecer bajo una perspectiva práctica para su aplicación inmediata.

Lo que a priori puede parecer un proceso muy complicado especialmente para pequeñas empresas puede convertirse en algo perfectamente asumible con la ayuda de un asesor adecuado.

¿Listo para comenzar un proyecto?

Contáctanos y te ayudaremos!
Contactar