Para conseguir más reservas directas y optimizar ingresos, las páginas web de los hoteles deben ofrecer a sus visitantes experiencias que los hagan convertirse en clientes.

Los visitantes web necesitan inspirarse a la hora de buscar sus próximas vacaciones, ya que no buscan sólo un hotel, sino una gran experiencia en el destino elegido. Un diseño web atractivo y moderno ayuda a vender ese tipo de experiencia combinando las ofertas de los hoteles con las atracciones locales. La clave para implementar con éxito el canal de distribución directa es una página web fácil de entender, rápida, accesible en cualquier a través de cualquier dispositivo, y moderna.

Una vez inspirados, los visitantes deberían poder navegar sin problemas por la página web y el proceso de reserva para optimizar su experiencia de compra y las ventas del hotel.

 

¿Qué es lo que frena a muchos hoteles pequeños e independientes?

En primer lugar, el poco know-how en tecnología moderna, cómo encontrar un asesoramiento de confianza, la falta de tiempo y un presupuesto reducido. En este artículo presentamos soluciones para estos problemas, las páginas web de los hoteles ya no deberían ser consideradas simplemente como algo que se puede » hacer y olvidar».

Desde hace mucho tiempo, los hoteles independientes han utilizado sus páginas web como folletos digitales online sin dedicar el tiempo y los recursos necesarios para optimizar su funcionamiento como canal de distribución. Siempre les resultó más fácil hacer que las OTA hicieran el trabajo por ellos, porque lo podían hacer de una manera más eficiente y sencilla a pesar del elevado coste de la distribución que conllevan.

Hoy en día, la tecnología permite a los hoteleros alcanzar en su página web el mismo rendimiento e-commerce que las OTAs, con lo que se pueden convertir en su canal de distribución con el coste más bajo. Es una oportunidad que hay que aprovechar.

 

La transformación digital es más fácil de lo que piensas

La transformación digital para un hotel independiente consiste simplemente en convertir su página web en una plataforma e-commerce que funcione correctamente o, dicho de otra manera, en un canal de distribución efectivo y de bajo coste.

Junto con el ahorro de costes de distribución que se obtenga al conseguir más reservas directas, los hoteles también ganarán algo más importante: Información del cliente. Los datos de los clientes permitirán a los hoteleros comunicarse directamente con ellos, conocer sus necesidades y preferencias, obtener feedback y volver a dirigirse a ellos después de su estancia. Estos son los tres conceptos básicos a desarrollar:

Participación de Clientes: Hacer que los visitantes de la página web interactúen con el hotel a través de las redes sociales y de la propia web para que se interesen por su producto.

Adquisición de Clientes: Proporcionar una experiencia de compra digital perfecta para que los visitantes de la página web puedan convertirse fácilmente en auténticos clientes.

Retención de Clientes: Utilizar los datos de los clientes actuales para convertirlos en clientes repetidores.

El mayor desafío para acertar con estos conceptos radica en el hecho de que los hoteles tradicionalmente contratan el motor de reservas con un proveedor y la página web con otro. Si estas dos piezas no están bien alineadas, como sucede casi siempre, es muy probable que la página web del hotel no logre convertir visitantes en clientes.

 

Entonces, ¿cuál podría ser la solución definitiva?

Para un pequeño hotel independiente, la mejor solución es encontrar un socio que pueda proporcionarle tanto la tecnología adecuada para sus necesidades específicas como la experiencia en el sector en un único interlocutor. Este tipo de colaboración permitirá no sólo ahorrar tiempo de coordinación, sino también adaptarse mejor al presupuesto disponible y garantizar que la inversión del hotel obtenga el mayor retorno posible.

¿Listo para comenzar un proyecto?

Contáctanos y te ayudaremos!
Contactar